Educación para la seguridad en internet

educacion en seguridad

14/04/2020 - Google y Unicef presentaron los resultados de dos relevamientos sobre el uso de la tecnología y la seguridad en línea. Uno realizado por Google entre madres, padres y docentes; y otro por Unicef, sobre la percepción de los adolescentes. Los datos muestran que 9 de cada 10 jóvenes y adultos consideran que la seguridad en Internet y la ciudadanía digital deben enseñarse a todos los chicos y chicas en Argentina.

Otro dato interesante que se desprende de estos estudios es que los adolescentes sostienen que sus maestros no están haciendo lo suficiente para mantenerlos seguros en Internet (64%), mientras que 7 de cada 10 docentes consideran que sí lo están haciendo. Es más, para la mayoría de los docentes la seguridad digital es parte de su plan de estudios en la escuela.

Además esta investigación evidenció que los chicos y las chicas son más cautelosos que los adultos cuando se les pregunta cuánto saben sobre seguridad en Internet. "Sólo tres de cada 10 encuestados jóvenes dijo que se sienten con el conocimiento suficiente sobre este tema mientras que entre los adultos, la proporción es al revés", aclara Natalia Calisti, Oficial de Comunicación de Unicef.

Las preocupaciones

Entre los temas que más les preocupan sobre la seguridad en línea, los adultos encuestados por Google señalaron, en primer lugar, el contenido inapropiado (40%), luego el acoso o ciberbullying (31%) y en tercer lugar la "comunicación responsable" a la hora de compartir información en redes sociales.

Por su parte el 50 por ciento de los adolescentes encuestados por Unicef manifestaron haber experimentado alguna situación negativa en Internet y casi el 20% se sintió expuesto a material inadecuado. Además el 54 por ciento de los jóvenes aceptó que le preocupa el tema de privacidad y seguridad de su información en línea, y el 94 por ciento dijo que la ciudadanía digital debe enseñarse a todos los chicos y chicas en Argentina.

Sobre este tema la ejecutiva de Unicef, resume que según los resultados de las encuestas, a los adultos les preocupa más el acoso en las redes, mientras que los chicos y las chicas señalan la seguridad en Internet y manifiestan miedo a que les hackeen las cuentas o se difunda contenido íntimo, y piden que estos temas se traten más en el colegio. "En otras palabras, necesitan herramientas para enfrentar una situación de sexting, por ejemplo, y apelan a los adultos de referencia", aclara.

Por su parte, Margarita Abella Hernández, especialista en Educación a Usuarios en Seguridad Digital de Google, observó que tanto padres como profesores dejaron a la desinformación en último lugar a la hora de hablar sobre los temas que más les preocupan. "Es muy importante que los niños sepan discernir entre la información falsa y la verdadera. No todo lo que vemos en Internet es cierto y tenemos que enseñarles a ser críticos frente a esta información. Es necesario preguntarse de quién es el artículo, por qué nos lo enviaron, qué es lo que estoy leyendo y quién lo escribió. Todas esas preguntas básicas son importantes para que los chicos puedan ser críticos frente a la información que ven en Internet", señala.

Educación en seguridad informatica

Los riesgos

María Zysman, directora de Libres de Bullying, considera que entre los principales riesgos on line que enfrentan los más pequeños, se destacan los contenidos a los que pueden acceder. "A veces ven videos y publicaciones muy violentos o incomprensibles para su edad, y los chicos no suelen contarlo ni pedir ayuda. Por eso es recomendable postergar lo más posible el uso de celulares durante la primera infancia", dice.

También, Zysman menciona los riesgos vinculados al tiempo de uso, ya que muchos chicos no pueden despegarse de los dispositivos, dejando de lado actividades que solían hacer al aire libre. Y, por último, los riesgos vinculados al trato con personas. Aquí debemos hablar del ciberbullying, sexting y grooming. A través del teléfono los chicos pueden conectarse con personas que buscan hacerles daño. "El gran desafío para padres, docentes y educadores es dónde ubicarnos para acompañar a los chicos en sus aprendizajes digitales. Es fundamental que enseñemos a los chicos ‘lo emocional’ de Internet. Que tengan siempre presente que del otro lado del celular hay alguien que siente, piensa, teme y sufre como él. Que un emoji no reemplaza un abrazo, que las pantallas pueden ocultar lo más importante que tenemos, es decir, a nosotros mismos", resume la directora de Libres de Bullying.

La ejecutiva de Google coincide con Zysman en que lo más importante es enseñar a los niños –a temprana edad- sobre seguridad y ciudadanía digital. "La educación va a permitir que ellos entiendan los riesgos que corren. Es fundamental que puedan hablar dentro de sus hogares sobre qué pasa, qué sucede y qué ven en Internet. Además es importante que tengan criterio para analizar qué cosas son ciertas y cuáles no lo son. Nunca dejaríamos solos a nuestros hijos en una plaza; tampoco debemos dejarlos solos en Internet. Tenemos que guiarlos y acompañarlos en ese proceso. Es necesario conversar con ellos, establecer reglas claras de cómo se utilizan los dispositivos y en qué horario", recomienda.

Otro aspecto fundamental es que muchos padres entregan los dispositivos esperando que los chicos aprendan a utilizarlos correctamente y de forma segura en el colegio, mientras que los docentes esperan que esta enseñanza se realice en los hogares. "Es importante que padres y maestros trabajen juntos y no dejar esta tarea bajo responsabilidad sólo de los profesores, o sólo de los padres. Es clave que tanto en el colegio como en las casas se eduquen a los chicos en materia de seguridad en línea y en ciudadanía digital", aconseja Hernández.

Esta aclaración surge porque las investigaciones revelaron que el 63 por ciento de los padres consideran que los profesores no están haciendo lo suficiente para mantener a sus hijos seguros en línea y que los profesores "deberían estar haciendo más". Mientras que el 72 por ciento los docentes creen que los padres no están haciendo lo suficiente en casa.

"Es necesario que estas charlas sean abierta entre los chicos, los profesores y los padres. Así como se les enseña buenos modales, de la misma manera debemos hablar de cómo deben comportarse en Internet y qué cosas podemos hacer en la Web. Además es necesario explicarles cómo y qué información debemos compartir, qué contenido es verdadero y cuál falso, y cómo proteger nuestra información. Estas conversaciones son muy importante y deben realizarse entre todos", asegura la especialista de Google.

Para colaborar con esta difícil tarea, Google tiene varias herramientas, entre ellas la Guía para Familias en español, creada para ayudar a que las familias incorporen buenos hábitos digitales evaluando, analizando y aprendiendo juntos, a partir de cinco ejes clave: Compartir con cuidado, No caer en trampas, Proteger los secretos, Ser amable y Preguntar cuando haya dudas.

Google también acaba de presentar una actualización de la Guía para Educadores, que incorpora a los contenidos presentados 2019 un capítulo sobre desinformación, con actividades, ejercicios y consejos para enseñar a los más jóvenes a detectar informaciones falsas o erróneas.

La Guía de sensibilización sobre convivencia digital de UNICEF es otra herramienta para que docentes, referentes y familias acompañen y promuevan una convivencia digital respetuosa, en tanto fomenten la construcción de la ciudadanía digital junto a los chicos y chicas.

Capacitarse sobre las herramientas tecnológicas es fundamental tanto para docentes como para padres, por eso Luis Lubeck, especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica, aconseja que los adultos se familiaricen con Internet, las nuevas tecnologías y estén al tanto de los riesgos que pueden correrse durante las actividades online.

Lubeck recomienda visitar periódicamente Digipadres.com donde se pueden ver consejos y novedades respecto a nuevas tecnologías. "Deben hablar con los chicos sobre las redes sociales y la importancia de la privacidad. Además es necesario resaltar la importancia de compartir con conciencia contándoles que los datos y el contenido que publican se pueden copiar y seguir compartiéndose, incluso después de que hayan eliminado un posteo", resume el ejecutivo de ESET. Por último, él sugiere que todos los dispositivos móviles estén protegidos con herramientas de seguridad.

"Cada vez es más difícil para los padres, poder sentirse seguros y supervisar la actividad online de sus hijos, con las aplicaciones móviles de control parental como ESET Parental Control , se soluciona este problema. Esta tecnología les permite a las madres y a los padres proteger a los chicos que usan smartphones y tabletas en esta era digital compleja", aconseja. Como dicen los expertos este tipo de herramientas suman, pero no deben ser exclusivas. El acompañamiento de los adultos y la educación son fundamentales para brindar seguridad a los más chicos de la casa.

Las plataformas digitales evolucionan, cambian a un ritmo que los chicos y las chicas siguen con naturalidad, pero para muchos adultos es vertiginoso. Es importante entrar al mundo digital con ellos, identificar los entornos seguros, conocer en qué redes están, cómo funcionan, ser partícipes. "La tecnología es una ventana de oportunidades, un medio para asegurar derechos básicos, pero también es un espacio donde se puede canalizar la violencia, se difunden materiales inapropiados, se pueden obtener datos sensibles y hacer mal uso de ellos. Si tenemos información, podemos trasmitirla, generar alertas, prevenir, abrir canales de diálogo, alentar a los chicos y las chicas a que hablen y pidan ayuda si algo los incomoda, los angustia o los hace sentir mal", concluye Calisti.

Fuente
Diario La Nación